martes, 24 de abril de 2018

No de la mejor manera, pero salvados


Para un sudamericano (o alguien que no es de las islas) es difícil ser hincha de un equipo de segunda inglesa. Hay muchas dificultades que no tienen los hinchas de equipos más populares: Ver un partido de segunda inglesa es muy difícil, por ejemplo, porque no los transmiten en televisión, como si pasa con los partidos de la calcio, Premier, Ligue 1 o la liga española. Por eso tenemos que buscar otras formas de ver el partido: Ya sea por una app viendo solo texto de lo que pasa en el partido o por transmisión en vivo en Twitter.

Pero hoy era diferente, hoy televisaban el partido, así que podíamos verlo en directo en nuestras pc o laptops, eso, solo eso, es razón para sentirse feliz.

Todo comenzó bien para los hinchas del Forest ese sábado: Barnsley perdió y así el Forest aseguro la permanencia.

El partido comenzó bien para los intereses del club a las orillas del Trent con un tiro de esquina que lanza Brereton y remata Lolley, pero es desviado.

A los 8 minutos, un excelente juego de pases acaba en un pase largo a Lolley que llega al área por la parte derecha, pero remata arriba. El Forest no venía a relajarse.

Cardiff respondía con un córner que Morrison no remataba bien. El Forest no se quedaba callado con un remate de Ben Brereton que se hace sitio en el área y suelta un fusil, pero la defensa corta el remate y con una contra que termina Bridcutt pero no puede contra el filipino Etheridge.

El Forest continuaba atacando y mostrando un buen juego con un centro de Cash pero Brereton no puede rematar.

Pero como somos el Forest no todo podía ser felicidad y casi siempre tiene que haber un horror defensivo en el minuto 38 hay un córner de Cardiff, Figuereido, que acababa de ser fichado, deja solo en el área a Morrison que remata a placer de cabeza. 1-0 y la historia se repetía: Jugamos como nunca y perdimos como siempre, como diría el gran periodista Daniel Peredo QEPD.

Es triste lo de Figuereido por que acababa de ser fichado por sus buenos partidos, como cuando uno está como practicante en una empresa, y trabaja duro para que lo contraten y al fin lo contratan y en su primera jornada laboral comete un error y le descuentan el sueldo, así, igual.

En el segundo tiempo se vio a un Cardiff que salió en tromba a por el segundo, pero se encontró con un Forest que en base a un juego de pases iba a impedírselo. A los 50 el Forest hizo un juego de pases magistral recordándome al juego mostrado por la selección española de Vicente del Bosque, el clásico tiki taka. Ese juego de pases acaba en Osborn que es mas volante que lateral y se la pasa a Bridcutt que la empuja para el empate merecido.

Pero algo tenía que pasar: A los 60 se va Figuereido por Mancienne y es algo que no entiendo, por qué el portugués estaba haciendo un trabajo adecuado y Mancienne tampoco es mejor. El partido continuaba igual: Los galeses yendo en tromba al ataque y el Forest a lo suyo: Cortar y contragolpear, pero Karanka sacó al jugador que no debía sacar: Sacó a Bridcutt para poner a un Guedioura que ya no es el argelino de oro de 2012.

A los 73 Mancienne le hace una falta a Zohore casi al borde del área y pasó lo que tenia que pasar: Centro, cabezazo de Bamba que estaba solo, Gunnarsson remata de tijera y gol en una jugada que es absoluta responsabilidad de Osborn porque tenía que marcar a Bamba que estaba SOLO y por tal razón Mancienne va a marcar a Sol Bamba dejando solo a Gunnarsson.

Después del gol el Forest no superó el golpe, se mostró errático, dando pelotazos para que Brereton o Lolley la alcancen.

En el minuto 83 un defensor de Cardiff falla un pase y Osborn la atrapa en la banda izquierda, corre, pero cuando llegó al área y TUVO que romper el arco o llevarse a su rival de un dribling prefirió pasársela a Vellios que hace lo que siempre hace, o sea, perder la pelota. Pero aun así el Forest la continuaba teniendo y Osborn le centra a Cash, pero el joven volante no logra conectar.

Y así acabó un partido que, aunque no se logró el resultado nos dejó conclusiones como que:
Hay que fichar a un lateral izquierdo. Osborn no lo es.

Vellios no puede jugar ni un minuto más en el Forest.

Se necesita un delantero y un mediocampista.

Ahora más tranquilos toca jugar con Barnsley en un partido donde sugiero probar canteranos para darles experiencia.
GO FOREST

Cardiff: Etheridge, Peltier (Bamba 46'), Morrison (c), Ecuele Manga, Bennett, Ralls, Gunnarsson, Bryson (Paterson 86'), Mendez-Laing (Wilsdchut 71'), Hoilett, Zohore
Unused subs: Murphy, Pilkington, Grujic, Madine
Goals: Morrison 35', Gunnarsson 74'
Forest: Kapino, Lichaj, Figueiredo (Mancienne 60'), Fox, Osborn, Watson (c), Colback, Bridcutt (Guedioura 71'), Cash, Lolley (Vellios 81'), Brereton
Unused subs: Smith, Dowell, Darikwa, Bouchalakis
Goal: Bridcutt 50'
Bookings: Mancienne 73', Watson 73', Colback 90'
Referee: Peter Bankes
Attendance: 21,310 (593 away)

lunes, 16 de abril de 2018

Brereton rescata al Forest


El Nottingham Forest derrotó al Ipswich Town (2-1) en el partido de Championship que ambos disputaron en City Ground este sábado. Dos goles del Forest en los cinco minutos añadidos de partido dieron la vuelta al tanto del Ipswich mediada la primera parte del choque. Con esta agónica victoria el Forest rompió por fin su sequía goleadora y se asegura un final de temporada relativamente cómodo, aunque aún no está salvado matemáticamente.

No fue un buen partido del Forest, pero aún así mereció la victoria. Con un juego demasiado lento, los de Aitor Karanka encontraron muchas dificultades para sacar el balón jugado. Sólo el dinamismo de Osborn y Lolley en la banda izquierda le dio algo de aire al Forest en la primera parte. Aún así, las mejores ocasiones del primer tiempo fueron para los locales. Un mano a mano de Osborn que sacó el portero rival, un tiro al palo de Joe Lolley y un remate de cabeza en un córner que se marchó por muy poco. Pero dada la suerte que está teniendo este Forest, se llegó al descanso con derrota cuando un balón colgado al área por el Ipswich rebotó en dos jugadores y acabó superando la agónica estirada de Pantilimon. El guardameta rumano, visiblemente enfadado consigo mismo porque tocó el balón pero no consiguió detenerlo, golpeó con rabia los postes de su portería tras encajar el gol.

El inicio de la segunda parte no hacía augurar nada bueno para el Forest. El Ipswich salió mucho más fuerte y encerró a los locales en su área durante diez minutos. Mucho balón al área y unos cuantos saques de esquina, pero en realidad los tractor Boys no generaron peligro. Fue más una sensación de impotencia del Forest que un verdadero dominio visitante.
Curiosamente, el Ipswich fue mucho más peligroso cuando por fin el Forest se estiró y se lanzó sobre el área visitante. A la contra, los visitantes llegaron tres veces con mucho peligro ante Pantilimon, pero nunca supieron aprovechar sus superioridades numéricas y dejaron al Forest con vida.

Los cambios de Karanka le dieron la vuelta al partido, tan es así que el entrenador visitante felicitó al de Vitoria tras el encuentro “nos has dado una lección hoy”, dijo cuando se despidió del técnico español antes de abandonar City Ground. La entrada de Matty Cash y Apostolos Vellios desequilibró la balanza. Situado como interior derecho, el joven canterano ofreció por esa banda otra vía de entrada para superar al Ipswich. Se entendió a la perfección con Darikwa y le dio al ataque del Forest el dinamismo que le había faltado en todo el encuentro. Con estos dos jugadores el Forest tenía más opciones ofensivas puesto que a las bandas se sumaban dos delanteros centro: Brereton y Vellios.

A pesar de que se estaba volcando, esta vez sí, sobre el área del Ipswich, los goles seguían sin llegar. Todo hacía indicar que el Forest podía firmar un nuevo encuentro sin marcar. Y más cuando Ben Brereton, el joven cachorro de la cantera, tuvo dos ocasiones claras que no supo rematar. En la primera, solo ante el portero, optó por tirarse a la piscina. Un gesto de impotencia y rabia ante su mala racha. Una mala decisión en una situación de presión extrema. Los mejores atletas de élite se distinguen, precisamente, por pensar con claridad en situaciones de alta tensión y tomar las decisiones correctas. Como cuando Johny Wilkinson optó por chutar un drop en la final del mundial de rugby de 2003, por ejemplo. Brereton es un buen jugador, pero tiene 18 años. Y eso, a veces, se nota. El árbitro no dudó en amonestarlo, de manera justa, por ese claro intento de simular un penalti que no era.

Pero con toda y su rabia y frustración a cuestas, fue precisamente Brereton el que acabó sacando al Forest del abismo del descenso al que empezaba a mirar con una derrota ante el Ipswich. A pesar de sus fallos, no se escondió. Siguió pidiendo el balón e intentándolo. Un claro síntoma de su personalidad y de que, como chico de cantera, siente los colores y le importa lo que le pase al club. Como le importa a Ben Osborn, de nuevo uno de los mejores del Forest en su posición adoptada de lateral zurdo.

Con el tiempo reglamentado casi cumplido, Brereton recogió el balón en el lateral del área y se puso a regatear rivales. Uno de ellos le empujó por detrás. Esta ves sí, penalti claro. Como Lee Tomlin no estaba sobre el terreno de juego, Brereton no lo dudó. Cogió el balón y lo colocó con mimo en el punto de penalti. A sus 18 años, tras un partido en el que no le habían salido las cosas, quería la responsabilidad. Podría haberse escondido, pero no lo hizo. Y eso dice mucho del joven Ben. Con aplomo, lanzó un obús raso y ajustadísimo al palo. Bialkowski se tiró bien, pero el disparo iba tan fuerte y colocado que no pudo hacer nada. ¡Y City Ground, por fin, celebró un gol!

Justo cuando se sacó de centró el árbitro asistente indicó que se añadirían un mínimo de cinco minutos. Con el subidón del gol (uno ya casi se había olvidado de qué se siente en estos casos), el rugido de la hinchada espoleó a los jugadores: Come on you reds! Resonaba como hacía tiempo que no se recordaba a orillas del Trent. Fue una catarsis comunitaria, que acabó en éxtasis cuando Joe Lolley, el jugador más creativo de esta plantilla, plantó una volea a lo Van Basten en la red del Ipswich. Era el minuto 95, y el centro, desde la derecha, fue, como no, de Ben Brereton. La remontada en cinco minutos, la personalidad de Brereton y el gol de Van Lolley quedarán en el recuerdo, pero la realidad es que el Forest dejó bastante que desear en los primeros 75 minutos de partido. Los tres puntos, sin embargo, fueron merecidos y permiten un final de temporada tranquilo.

Se avecinan cambios en el Forest. Si en invierno Karanka se deshizo de una decena de futbolistas, todo hace indicar que este verano pasará algo muy similar. Una cosa es segura, Ben Brereton no será uno de los que se vaya.

miércoles, 11 de abril de 2018

Los de Rojo no la saben meter


El Forest sufrió dos nuevas derrotas ante Middlesbrough y Brentford, y otra vez fue incapaz de marcar un triste gol. Acumula seis partidos sin marcar, más de nueve horas sin celebrar un gol, y el dato que asusta es que de los últimos dieciocho partidos de Liga, en catorce no hizo gol. La sequia goleadora es total.

Con Karanka defensivamente se ha mejorado algo aunque en los últimos partidos se están otra vez recibiendo goles evitables sobre todo a balón parado, pero en la parcela ofensiva el equipo es una nulidad absoluta. A pesar de tantos fichajes en enero el equipo no ha mejorado nada en resultados ni en juego, y menos mal que los equipos de abajo casi nunca ganan para no pasar demasiados apuros para la salvación, aunque alguna victoria más hará falta.

En Middlesbrough recibió un gol tempranero por medio de un ex del Forest como es el defensa español Ayala, que mandó a la escuadra una jugada embarrullada dentro del área que la defensa del Forest fue incapaz de despejar. El segundo gol llegó pasada la media hora, en un largo saque de banda mal defendido por el Forest que acabó con un disparo de Downing al que nada pudo hacer Pantilimon. Tras un córner pudo hacer el tercero del Boro pero el cabezazo fue salvado en la misma línea por un jugador del Forest. Lee Tomlin probó fortuna con un buen disparo que Randolph desvió a córner.

En la segunda mitad entraron McKay y Brereton por Dowell y Vellios, y entre los dos crearon la mejor ocasión del Forest pero el remate final de Brereton fue bloqueado por Ayala. A la contra el Boro pudo hacer el tercero con dos ex del Forest, Bamford remató fuera tras un taconazo de Assombalonga, y en otra ocasión el propio Assombalonga no pudo batir a Pantilimon en su salida. Justa derrota y triste retorno de Karanka a la que fue su casa.

Contra el Brentford, el Forest seguramente mereció algo más, generó bastantes ocasiones y estrelló hasta tres balones en los palos. Karanka introdujo en el once inicial a Guedioura y Brereton que ocuparon los puestos de Dowell y Vellios. La primera ocasión clara fue para el Forest, buen cambio de juego de Fox (que ha renovado una temporada más) sobre Lolley que con su pierna izquierda saca un buen disparo que Bentley desvía a córner. Una perdida de Colback en medio campo propició un contraataque visitante que acabó con la caída dentro del área de Sawyers, los jugadores del Brentford reclamaron penalti. Pudo marcar el Forest con un disparo de Brereton desde la esquina del área grande pero el balón se estrelló en el larguero cuando parecía que entraba. Tras una buena jugada colectiva del Forest generó otra ocasión, el balón le llega a Guedioura pero su remate toca el poste y sale desviado por poco.

Ya en la segunda mitad, un pase en largo de Darikwa es controlado por Tomlin que remata al poste. Siguió insistiendo el Forest y se protestó mucho un posible penalti sobre Tomlin. Pero en el 81 llegaba el gol visitante tras un córner otra vez mal defendido y que Dalsgaard cabecea a la red. La última oportunidad local llegó tras un pase de Cash que llega a Vellios pero el disparo del griego es taponado por la defensa londinense. Otra noche frustrante en el City Ground, con un excesivo castigo para el Forest.

Tras estas dos derrotas el Forest mantiene nueve puntos de ventaja sobre el descenso que marca el Barnsley con el que hay que jugar el 24 de abril. Al Forest le quedan 5 partidos para terminar esta amarga temporada, el siguiente ante el Ipswich Town en el City Ground.

martes, 3 de abril de 2018

Derrota con el Millwall y suspensión contra el Barnsley


El Forest solo pudo disputar un partido de la doble jornada que suele haber en la Football League en el periodo de Pascua, ya que el encuentro previsto contra el Barnsley fue suspendido por la enorme cantidad de agua que había en el City Ground, la nueva fecha para este partido será el 24 de abril.

Anteriormente perdió en viernes santo en campo del Millwall por 2-0, rompiendo la racha de siete jornadas sin perder que llevaba el Forest de Karanka y tras tres empates a cero seguidos. El Forest sigue con la pólvora mojada, ya son cuatro partidos sin marcar gol.

Karanka mantuvo el bloque defensivo pero hizo cambios en la zona ofensiva, además con dos jugadores con los que tampoco estaba contando mucho como son McKay y Vellios. Curioso el caso del escocés que empezó bastante bien la temporada pero ya empezó a contar menos para Warburton y con Karanka estaba inédito, jugando incluso algún partido con el Sub’23. Fue sustituido al comienzo de la segunda parte, así que no parece que convenciera mucho al entrenador vasco.

El partido comenzó de manera horrible para el Forest que a los 30 segundos de juego ya perdía por culpa de un cabezazo de Williams a centro de Marshall. Pudo empatar McKay al encontrarse un balón suelto en el área tras un disparo desviado de Watson, pero su remate se fue por encima del larguero. Volvió a inquietar el Forest con un disparo lejano de Vellios que se fue cerca de la portería defendida por Archer. Pero a los 33 minutos el Millwall hizo el 2-0 al aprovechar Gregory otra jugada con varios centros laterales al área, uno de los puntos fuertes del ataque de los londinenses.

En la segunda parte Vellios tuvo en sus botas otra ocasión muy clara, al no poder convertir un rechace de Archer a un disparo de Osborn. El Forest dominó pero no pudo superar la férrea defensa del Millwall. Además de la entrada de Cash por McKay al principio de la segunda mitad, en el minuto 67 Karanka agotó los cambios con las entradas de Worrall y Brereton por Darikwa y Lolley.

El próximo partido del Forest será este sábado contra el Middlesbrough en Riverside, un Boro que está peleando por meterse en el play-off de ascenso. Mientras el Forest es 17º y aventaja en doce puntos a los puestos de descenso a falta de siete jornadas.

Forest: Pantilimon, Darikwa (Worrall 67'), Figueiredo, Fox, Osborn, Watson (c), Colback, Lolley (Brereton 67'), Tomlin, McKay (Cash 55'), Vellios
Unused subs: Kapino, Mancienne, Guedioura, Bridcutt
Bookings: Tomlin 12', Figueiredo 23', Fox 52'
Millwall: Archer, Romeo, Hutchinson, Cooper, Meredith, Wallace (Onyedinma 88'), Williams, Saville, Marshall (O'Brien 89'), Morison (c) (Shackell 90'), Gregory
Unused subs: Martin, Cahill, Tunnicliffe, Elliott
Goals: Williams 1', Gregory 33'
Bookings: Saville 29', Williams 40', Morrison 53'
Referee: Scott Duncan
Attendance: 16,004 (1,463 away)